Fusiones y cirugías en la televisión española

El año termina y en cuestión de medios, sólo se escuchan dos noticias por encima de las demás: la sonada fusión entre Antena 3 y La Sexta y la de Cuatro y Telecinco. Y la noticia nueva apariencia de Belén Esteban, una mujer común y corriente venida a tertuliana de televisión por contar sus intimidades  familiares.

El proceso de fusión entre las cuatro cadenas de muy dispares líneas editoriales fue confirmado anoche por  el presentador y empresario catalán  Buenafuente en su programa y hoy es una realidad informativa en todos los medios.

Imagen del periódico Expansión

Me pregunto cómo será el nuevo mapa de medios de confirmarse la fusión también de las demás cadenas.

De ahí en más todas son conjeturas.  Me imagino una nueva parrilla de programación en Cuatro llena de intimidades y cirugías pagadas. Y es que la televisión se ha convertido en la nueva hada madrina de algunos sectores sociales, al menos, en España.

Imagen del periódico La vanguardia

No se necesita estudiar para trabajar en la tele. Tampoco tener una habilidad especial o talento y por supuesto, tampoco perfeccionarlo. Ni siquiera es importante ya eso tan antiguo de “dar bien en cámara”. Sólo has de tener la suficiente desvergüenza para sentarte en un plató imaginando que la cámara es tu amiga y “desnudar” mayor cantidad de intimidades posibles. He ahí el secreto.

Sin embargo, la aparición de La Sexta y la Cuatro en el mercado de medios había cambiado muchas reglas de juego

Además de la evidente pluralidad de ideas, había más mercado de trabajo para periodistas, presentadores, guionistas, productores, cámaras, realizadores, y también por supuesto para quién quiera contar su vida en la tele. Incluso el giro en la contratación y el tipo de profesionales de Cuatro y la Sexta es bastante evidente entre la gente de televisión.

Mientras Antena 3 y Telecinco apuestas por presentadores-espectáculo más ligados a la imagen; las nuevas cadenas apostaron por juventud y naturalidad. Gente más espontánea y divertida, alejada de la farándula y las relaciones políticas. Realmente una nueva y fresca generación de trabajadores de televisión.

Pero eso va a cambiar.

También aumentó la cantidad de productoras e incluso cambió la forma en la que algunas empresas ya acomodadas en el sector hacían sus productos. La competencia obligó a mejorar la calidad de programas, de guiones, de imagen, etc.

¿También eso cambiará?

Cuatro y La Sexta son líderes en nuevos formatos.

Han logrado la convergencia con Internet y han producido verdaderos éxitos de formatos mixtos junto a Televisión Española que ha sido pionera en el sector. Los ejemplos son muchos, pero basta mencionar programas como Sé lo que hicisteis (Sexta), los Informativos de Cuatro o Qué vida más triste (Sexta). Seguidilla de formatos herederos de programas como Muchachada Nuí (Televisión Española).

Vamos que todo aquello que sumó de la competencia entre cadenas se andará hacia atrás.

O sino que alguien me cuente cuál será la audiencia del programa de Belén Esteban mañana.

Anuncios

Un comentario en “Fusiones y cirugías en la televisión española

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s